sábado, 22 de agosto de 2015

Trajes del s. XVIII - Primera parte - Bolsillos

    El pasado carnaval (2014) mi marido y yo fuimos a Madrid a dar una vuelta por el parque de El Retiro vestidos con trajes inspirados en 1760. Y aunque fueron admirados, yo mo estaba satisfecha del todo con los resultados, ya que estaban incompletos y el de mi marido no me gustó como quedó.
    Así pues los he estado mejorando al añadirles las piezas que faltan y otros pequeños remates.
    Este primer post es para enseñar los bolsillos, ya que mi vestido estaba preparado para llevarlos (cosa que es bastante cómoda en un época donde no se llevaba bolso).
    Me decanté por hacer el bolsillo de raso real en color marfil, puesto que me gusta que tenga cierta consistencia. El bordado esta hecho con hilos de algodón (los hilos de lana o de seda quedan fuera de mi disposición, por el momento y más para una prenda que no se va a ver).

Este es el libro del que saqué el patrón del bolsillo.
Las lineas del dibujo las hice a mano alzada y luego lo copie al otro bolsillo. Me decanté por bordado mallorqín con la base en un marrón claro (ligeramente dorado).
Hice el relledo de las flores en verde brillante.
Detalle de la costura de la abertura, con unas cuantas puntadas de festón en la parte baja para rematar y que no se deshaga.
Para más comodidad hice costura francesa, así no se engancha nada dentro del bolsillo
Costuras a mano, como en la época :D
Cinta de tafetán para hacer el cinturón.
Tachán!!!!
    Como bien dije en otro post, en algún momento escribiré un artículo donde explique con fotos como se colocan todas las piezas y como quedan.
  

jueves, 20 de agosto de 2015

Globalización de la moda, tres iguales en el metro

    A que suena a pesadilla, pues admito que a mi me sucedió, no en el metro pero si en una boda. Para la ceremonia de mi prime me quise hacer un vestido corto con un sari que me había pedido desde India, muy bonito en color lila y melocotón con una cenefa brocada en hilo plateado y no me acuerdo porque al final no lo terminé (recuerdo hacerlo empezado y haber cosido la falda y el corpiño, pero que faltaba el pecho con el tirante). Con lo que tuve que tirar de fondo de armario y me puse un vestido rojo con escote palabra de honor, corte a la cintura y falda de media capa con enagua de tul (un diseño un poco años 50).
    Que sorpresa la mía cuando me encontré con una amiga de la novia con el mismo vestido que yo. Horror de horrores, encima de que no habia conseguido hacerme mi vestido me encuentro con una gemela!!!!!
    Y si esto puede ocurrir en boda donde solo hay entre 50 y 300 invitados, imaginaros en un paseo al centro de Madrid o Barcelona.
    Estoy deacuerdo con que las posibilidades son realemte remotas, pero pensad lo que sentis cuando veis a alguién que lleva una camiseta que sabeis que teneis en el armario, o cuando veis un grupo de chicas delante vuestra que, sin llevar exactamente la misma ropa, llevan el mismo tipo de pantalón, camiseta y zapatos, por no decir el corte de pelo y el maquillaje. ¡Madre mía, si son clones!
    Conclusión: las tendencias de la moda son un asco, viajas con ilusión a Paris o a Berlín y te encuentras con los mismos escaparates que aquí. Así pues, yo por mi parte, me da igual lo que piense de mí la gente con la que me cruzo por las calle pero prefiero llevar un estilo distinto y que indique mi modo de ver la vida a verme como un calco de la que va al lado mío en el asiento de tren.

Camisas para el verano

    Creo que deberia mirar con más cuidado los trabajos que dejo por cualquier carpera, por que acabo encontrar otra tanda de fotos de una petición de hace algún tiempo.
    Son dos camisas que me encargo una señora, si no me equivoco, para el verano anterior, es decir el de 2014.
     La blanca es un camisola en algodón plumetis para pasar un verano fresquito y agradable. La de color melocotón era para la procesión y la fiesta del Rocio que se celebra aquí, pues ya tenía falda.







    Como podeis ver las fotos son todavía en la tienda y hechas con mi antigua cámara.

jueves, 6 de agosto de 2015

Chaqueta fuxia en batik

    El año pasado mi tía fue de vacaciones a Tailandia y además de buenos recuerdos se trajo tres piezas de algodón teñido con la técnica del batik. Como son tejidos que se trabajan por piezas, tienen medidas un poco curiosas (115 X 185 cm) y no solo eso sino que no son uniformes, sino que tienen dibujos y cenefas en los bordes y centro del corte. Así pues con ese diseño y medidas se me ocurrió hacer una chaqueta con el primer tejido, un algodón con fondo fuxia y rojo y flores de colores bordeadas de dorado.


    Para simplificar el trabajo, escogí un diseño a base de rectangulos, con mangas en forma de T y el delantero con un gran cruce sin sujeciones de ningú tipo, de modo que cuelgue sobre el pecho.


    Como es una chaqueta de verano, no lleva forro, por lo que le hice costura francesa en todas las uniones, incluidas las sisas. La costura francesa en vez realizarse encarando los derechos de la tela, se hace encarando los reveses de modo que coses sobre el derecho, a unos 5 ó 7 milimetros de la costura real por el exterior. Luego le das la vuelta a la costura y vulevas a hacerla por el revés, ésta vez siguiendo la linea marcadas cuando pasamos el patrón al tejido. De este modo no se ve el sobrehilado porque no hay, la costura está cubierta por si misma.




























     Coloqué y cosí las solapas, cerrandolas con varios puntos invisibles. Posteriormente concluí la chaqueta realizando una costura de remate alrededor de toda ella.
    Plancha, unas cuantas fotos sobre el maniquí y a la maleta de mi madre para llevarsela a Francia de vuelta con mi tía.







miércoles, 5 de agosto de 2015

Reloj Neovictoriano

    Hace un par de mese mi madre me dio un reloj, que al tener la esfera bastante pequeña ella no podía leer bien. La verdad es que el reloj me gustó mucho, pero la correa creo que le hacia perder toda la gracia, ya que la caja tiene una bonita forma de flor, pero la correa era demasiado sencilla, simplemente estrecha y negra.
    Así pues, después de ver varias paginas de fotos de tendencia steampunk, me decidí por hacerle una correa nueva, de estilo neovictoriano.
    Para ello use cinta de terciopelo morado, cinta de tafetán morado, cinta de raso marfil, un poco de puntilla, algunos abalorios, goma eva y dos automáticos.

En la foto falta la cinta de raso, en ese momento no lo había decidido todavía.

La parte de arriba gira hasta colocase sobre la esfera del reloj.
    Primero cosí la puntilla al terciopelo y luego el tafetán al revés de todo para formar una funda donde metí la goma eva para darle un más consistencia a la correa (ya que la caja del reloj pesa bastante y necesitaba que no perdiera la forma).

Colocación de la puntilla. Siempre pongo un montón de alfileres :)
Hice las costuras a mano. El trabajo era tan pequeño que no me apañaba con la máquina de coser.
La cinta de tafetán la coloqué en la parte de detrás como forro.
    Después cosí la cinta de raso a la caja del reloj y esto al terciopelo, de manera que si en algún momento tengo que cambiale las pilas al reloj tenga acceso al mecanismo.
Se nota el cambio de cámara.

Se puede ver que la caja está suelta para poder cambiarle las pilas, pero admito que fue uno de los pasos que más quebraderos de cabeza me dio, porque la caja tenía que estas accesible pero no debía moverse de su sitio.
    Y para terminar le coloqué unos abalorios a los lados para decorar y los automáticos como sistema de cierre.
Los abalorios no solo decoran el reloj, sino que también sujetan la cinta de raso en su sitio pues la hice pasar por debajo de ellos.

Los automáticos del cierre.

El resultado final, casi parece un brazalete.